sábado, 30 de octubre de 2010

DE DONDE SURGEN LOS TATUAJES?....... historia, arte, simbolismo?......... conocer para juzgar

La palabra tatuaje proviene de la palabra inglesa «tattoo», que a su vez proviene del término samoano «tátau», que significa marcar o golpear dos veces ambas manos, y quienes quedaron fascinados por sus tatuajes, equivocadamente tradujeron la palabra «tatau» como tatuaje. En japonés la palabra usada para los diseños tradicionales o aquellos diseños que son aplicados usando métodos tradicionales es «irezumi» (inserción de tinta), mientras que «tattoo» se usa para diseños de origen no japonés.
Los tatuajes no son para nada una costumbre moderna, por el contrario tiene sus inicios  en el mismo momento en que el ser humano descubrió la pintura, multitud de tribus practicaban este tipo de decoración corporal, y por los más diversos motivos; la prueba de que el tatuaje ha convivido desde siempre con el hombre se encontró en 1991 en un glaciar situado en la frontera entre Austria e Italia. Allí apareció congelado un cazador neolítico de hacía 5300 años, con la espalda y rodillas tatuadas. Se cree que los pueblos de Polinesia fueron los primeros en grabarse motivos en la piel, el tatuaje de la Polinesia fue el más artístico en el mundo antiguo, estaba caracterizado por diseños geométricos elaborados, que eran embellecidos y renovados durante toda la vida del individuo hasta que cubrían su cuerpo entero.
Los hombres se tatuaban de muy jovenes y continuaban haciendolo a medida que crecían, hasta llegar a un punto en el cual casi no quedaba un trozo de piel desnuda. Estos dibujos tenían fundamentalmente un fin estético u ornamental, además, tenían una gran importáncia cultural y social, lo que en ocasiones se traducía en que cómo más tatuajes tenía una persona, más respeto recibía de su comunidad; los maoríes se tatuaban para asustar a sus enemigos en el campo de batalla, mientras que las antiguas poblaciones de las Islas Britànicas lo hacían además con el objetivo de prepararse para el combate.
Mientras, en otros continentes se le daba al tatuaje propiedades protectoras, se decía que ejercían de escudo sobre cuerpo y alma contra las enfermedades y los malos espíritus; los Egipcios ya conocían y practicaban la técnica del tatuaje hace 3000 años. Se sabe que ya que desde la XI dinastía egipcia se practicaba el arte del tatuaje, uno de las más famosas momias tatuadas Amunet, una sacerdotisa de la diosa Hathor, en Tebas, se le observaron varios líneas y puntos tatuadas sobre su cuerpo. En la Momia de Asecond también se encontraron estos mismos modelos, pero además tenía punteada su región púbica más baja; las evidencias hasta la fecha sugieren que en el antiguo Egipto este arte fue restringido a las sacerdotisas; se cree que el proceso del tatuaje era mucho más elaborado que en la actualidad, era un ritual que era realizado casi exclusivamente por mujeres, un proceso doloroso que la mayoría de las veces se usaba para demostrar valentía o confirmar la madurez, en la misma forma que todavía se puede observar en los rituales de tribus de Nueva Zelanda. Borneo es uno de los pocos lugares donde se practica actualmente la forma tradicional del tatuaje tribal.
El tatuaje se usaba también como castigo, y los individuos acusados de sacrilegio debían ser tatuados, igualmente las mujeres encontradas culpables de adulterio eran condenadas a ser tatuadas en el pecho con una letra de color escarlata y le hacían pasear por todo el pueblo ante la burla de la comunidad, los esclavos también eran tatuados para definir la propiedad de sus amos, Al extenderse el cristianismo en el Imperio Romano, el emperador Constantino, primer emperador cristiano de Roma, emitió un decreto en contra de esta actividad. Se cree que la actitud negativa contra el tatuaje tuvo su origen en este decreto, como siempre la iglesia, determinando las reglas a seguir.
Alrededor del 1000 A.C el tatuaje logró la entrada por medio de las rutas comerciales a la India, China y Japón. A pesar de un glorioso inicio en Japón, el tatuaje estaba reservado para aquellos que habían cometido crímenes serios, y los individuos tatuados eran aislados por sus familias, ésto constituía el peor de los castigos. El emperador Matsuhito, ante la apertura de Japón al occidente decidió prohibir los tatuajes para no dar la impresión de salvajismo ante los extranjeros.
El tatuaje fue reintroducido en la sociedad occidental por los expedicionarios ingleses dirigidos por el Capitán Cook en su vuelva de Tahiti en 1771. La asociación entre tatuajes y delincuencia provinó también de aquí, los marineros, gente que menudo se embarcaba durante largos períodos de tiempo para evitar a la justicía, fue fomentando esta asociación. 
En Norte América, se asoció el tatuaje con prácticas religiosas y mágicas, era un rito simbólico y una marca única que permitiría que el alma superara los obstáculos en su camino a la muerte. El tatuaje era una práctica común entre los nativos de América Central, los nativos tatuaban en sus cuerpos imágenes de dioses. El arte del tatuaje fue redescubierto por los exploradores. Banks, artista científico que navegó junto al Capitán Cook, describió en 1769 el proceso del tatuaje de la Polinesia. Los marineros de Cook iniciaron la tradición de los hombres de mar tatuados y extendieron rápidamente esta afición entre los marineros, quienes aprendieron el arte y lo practicaron a bordo. También fueron los viajes de Cook los que describieron el arte Moko entre los maoríes, un doloroso y elaborado proceso que duraba meses y que daba por resultado diseños negros en espiral y a rayas. 
Los tatuajes permanecieron en letargo hasta que resurgieron con los hippies en los años 60 y 70, estos adoptaron el tatuaje y lo elevaron a la categoría de arte, abandonando los motivos marineros y realizandose grandes diseños muy coloristas, acorde con la época. Esto hizo salir el tatuaje de los puertos; el primer estudio tatuajes fue el abierto en 1870 en Nueva York por Martin Hildebrant, inmigrante alemán. Su mayor competencia fue Samuel O' Reilly inventor de la máquina de tatuar en 1891, esta máquina estaba inspirada en una maquinaria inventada por Thomas Edison. Alrededor de 1900 existían estudios de tatuaje en casi todas las ciudades importantes. Hoy en día, es famoso en el mundo entero del tatuaje el nombre de Sailor Jerry Collins (1911-1973).
De manera personal, considero que los tatoos reflejan una forma propia de manifestación personal, muy pocas personas toman la decisión de marcarse la piel únicamente por seguir una moda, pues eso nos convierte en simples murales sin un sentido mas allá de la estética; en mi caso muy particular, marcarse la piel simboliza un vínculo irrompible, permanente y demarca situaciones muy particulares que determinaron etapas de mi vida, cuento con dos tatuajes, creo que por el momento puedo decir que no me hare mas, y ambos contienen el simbolismo preciso y ajustado para mí, la representación del amor, un sentimiento que ha regido mi vida y me ha hecho avanzar por caminos complicados, igualmente el ultimo, simboliza también una vida que perdí y a pesar de llevarla en mi corazón y mis recuerdos, la llevo también en la piel.
Mucha discriminación y confusión existe con respecto a este tema, pero sabiendo portar un tatoo con el simbolismo, estética y elegancia adecuada, aporta un toque muy particular e inigualable en aquellas personas que nos atrevemos a lucirlos con orgullo.-
clocks for websitecontadores web